Toallas de baño: ¿cómo conseguir que queden más suaves?

Imagínate esto: acabas de salir de la ducha y buscas un cálido abrazo de algodón en forma de toallas de baño suaves. En cambio, te saludan con lo que se siente como corteza de árbol crujiente. El agua dura, la acumulación de productos y las técnicas de secado inadecuadas pueden contribuir a toallas malolientes y rígidas. Hoy te vamos a dar algunos consejos  para lograr las toallas suaves y esponjosas de nuestros sueños. 🤗

Todo comienza con unas buenas toallas de baño

toallas de baño

Como expertos en lavado, siempre recomendamos tener una toalla de baño densa y de alta calidad para obtener la mejor experiencia. Esto es fundamental ya que cuanto mejor sea el grado de algodón, mejor será la toalla.

La mayoría de las toallas de baño están hechas de algodón o una mezcla de algodón debido a las fibras suaves y absorbentes del material natural. Si lo que buscas son unas toallas de baño de hotel, en Jive sugerimos comprar toallas de algodón puro que pesen alrededor de 600 gramos por metro cuadrado (gsm).

Esta medida se refiere a la densidad de un tejido; un número mayor significa que es más grueso y más absorbente. Una toalla estándar generalmente pesa entre 300 y 600 g / m2, por lo que comprar las más pesadas debería proporcionar una sensación más cómoda.

👉🏼Busca siempre toallas de baño que se sientan pesadas, que tengan grandes lazos de hilo y que estén hechas de algodón de alta calidad.

Lavar otros artículos junto a nuestras toallas de baño

bebé envuelto en toalla de baño

Separar la ropa puede ser una molestia, pero seguir la regla general de lavar ropa con ropa similar ayuda a que la ropa vaya más rápido y evita la transferencia de pelusas. Piensa esto: cuando los lavamos como artículos juntos, se limpian mejor.

Aquí la clave es realmente separar el tipo de ropa correctamente. Nosotros recomendamos lavar las sábanas y las toallas por separado. Dichos artículos necesitan un atención adecuada y diferente al resto de ropa, por lo que no querrás que estén atascadas con un montón de cosas. Necesitan un buen ambiente de limpieza. No juntes todo, no importa cuán tentador sea. 😊

Separar las toallas de baño nuevas de otras prendas es crucial

toallas apiladas en el baño

Es más probable que las toallas nuevas creen pelusas, y mezclar diferentes telas (especialmente un imán para pelusas, como la microfibra) es una invitación para pasar una tarde tortuosa recogiendo pelusas de todos los demás elementos de la carga.

Por ejemplo: si compramos una toalla de baño hecha 100% de algodón, las primeras dos veces que la lavemos obtendremos pelusa, no hay forma de evitar eso.

Por eso, nuestro consejo es lavar las toallas nuevas antes de usarlas por primera vez para deshacerse de cualquier tratamiento previo que el fabricante haya agregado. Para cumplimentar esto, sugerimos lavar y secar toallas nuevas solo durante los primeros tres ciclos, sólo para estar seguros. 😉

Poner demasiadas toallas de baño en una carga puede hacer que se acumulen y se enreden

Eso creará bolsas de humedad que el calor de la secadora no puede alcanzar, y obtendremos como resultado toallas que aún estarán húmedas y que serán rígidas y rasposas cuando se sequen. Debemos limitar cada carga para evitar el hacinamiento y para que el calor pueda circular dentro de la secadora y alcanzar todas las partes de nuestras toallas de baño.

Unas toallas de baño rígida probablemente significa que la secadora estaba demasiado llena. Las pelotas más secas o las pelotas de tenis limpias 🥎 pueden ayudarte a reducir la estática y romper los grumos. Tampoco es una mala idea abrir la puerta a mitad del ciclo y separar las toallas enredadas.

El uso de productos para las toallas de baño

toalla de baño

Puede sonar contradictorio, pero el suavizante de telas no siempre es la forma de lograr toallas similares a las nubes. Los suavizantes cubren el exterior de una toalla y a menudo contienen aceites e ingredientes a base de petróleo que impiden su absorción.

Esta capa sucia puede significar un lavado más frecuente, que rompe la toalla. Por extraño que parezca, no es aconsejable su uso cuando las lavamos.

Otro factor muy importante a tener en cuenta es que las toallas no tienen que estar secas antes de lavarse, pero sí deben estar completamente secas antes de doblarlas y guardarlas. Evita también dejar toallas húmedas en la secadora. Al final del ciclo de secado, agítalos y dóblalas poco después.

Lavar las toallas regularmente

toalla de baño

Al igual que con la ropa, el lavado frecuente eventualmente descompondrá las fibras de una toalla, robándole su capacidad de secado. Aconsejamos como medida estándar lavar tus toallas de baño después de dos usos y cambiarlas a diario para evitar la propagación de gérmenes. Dado que las toallas se usan para secar nuestro cuerpo, es una buena idea priorizar lavarlas con frecuencia.

Dato a tener en cuenta: las toallas de baño son los elementos más cercanos a nuestra piel. Las sábanas y las toallas de baño son los textiles más íntimos de que disponemos.

Conclusión

Lavar tus toallas de baño con frecuencia, renovarlas cada dos días y evitar el uso de suavizantes en el lavado puede ayudarte a mantenerlas más suaves y frescas para tu deleite y el de tu familia.

 

 

JIVE Bugaderia Industrial

IMPORTANTE
Debido a la situación por COVID-19, Jive 2016 ha puesto en marcha los protocolos sanitarios recomendados por las autoridades para garantizar la máxima seguridad a nuestros trabajadores, y poder seguir realizando nuestra actividad con total normalidad para dar servicio a nuestros clientes.
Seguimos atendiendo mediante nuestros teléfonos  📱 617 357 351
📞 938 411 176 y nuestro correo electrónico 📧 jive@jive2016.cat.
Muchas gracias.

⭐ NUEVO SERVICIO LAVANDERÍA A DOMICILIO ⭐

Aquest lloc web utilitza cookies.
Si continua navegant, considerem que accepta el seu ús